El decapado y aceitado es un tratamiento superficial que se le aplica a los productos planos laminados en caliente que consiste en eliminar impurezas, tales como manchas, contaminantes inorgánicos, herrumbre o escoria, de aleaciones de metales ferrosos, cobre, y aluminio. Las láminas aceitadas y decapadas se comercializan en bobinas de anchos de 1000 y 1220mm y cortadas en medidas estándar de 2 x 1 metros y 1,22 x 2,44 metros; la medida más comercial es bobina x 1219mm y láminas de 1,22 x 2,44 metros. Tiene su mayor uso en la industria metalmecánica en general, mobiliario, y la industria automotriz.

La norma bajo la cual se fabrica es ASTM A 569 B y los espesores más comunes son: